El problema esencial del primer debate fue el del formato. La pretendida agilidad, las pildoritas de uno o dos minutos, las malditas tarimas y la imposibilidad de explayarse cumplen con el objetivo esencial de evitar que los candidatos se vean obligados a explicarse y polemizar en serio. De ahí la importancia de los gráficos, las fotografías enmarcadas y el resto […]

Archivado en: La Razón

Entiendo que ayer ustedes estaban al día del libro, el recuerdo de los comuneros y la celebración de Sant Jordi. En Madrid, delante de unos jueces sin piedad, hubo políticos manchados de palabras, que introdujeron sus fórmulas gastadas en unas bolsas de papel. Los ex consejeros, después de pilotar la nave hacia el abismo, saltaron en marcha. Habrían podido entonar […]

Archivado en: La Razón

Me aburro. Veo el debate a cuatro y me aburro. Los cuatro grandes, los cuatro magníficos, son buenos oradores. Conocen el percal. Manejan los tics, siguen las directrices de sus asesores y entonan con oficio. Pero la muerte del bipartidismo es el final de los debates. No hay posibilidad de vida inteligente cuando los candidatos dedican sus intervenciones a posar […]

Archivado en: La Razón

Julio Valdeón

© Julio Valdeón Blanco / Diseñado en WordPress por Verónica Puertollano (2012)